La inteligencia: ¡Un don que todos tenemos!

Se dice, que todo ser vivo, posee inteligencia. Un dote que contienen los seres humanos, por soplo divino. En cuanto a determinar de dónde proviene la inteligencia y el raciocinio de los seres humanos, hay discrepancias entre la ciencia y la religión, que por años, se han afianzado en una lucha por tener la verdad absoluta, sobre el funcionamiento y comportamiento de los seres humanos.

La agudeza, se puede definir como una capacidad, como la facultad que poseen los seres pensantes de, adaptarse a todos los ámbitos de su vida, incluyendo comportamientos, temperamentos, carácter y forma de ser, ya que está ligada firmemente con el pensamiento de cada ser.

En qué se emplea la inteligencia

Por lo general, la razón ayuda a los seres humanos en muchos ámbitos de la vida. Parte de lo que se vive desde niño hasta la adultez, se catalogan como experiencias trascendentes en el comportamiento y desarrollo de las personas, relacionando dichas experiencias, con el crecimiento y la madurez que se alcanza a medida de que pasan los años. Colaborando con la creación de los conocimientos, la imaginación, la percepción y la memoria.

La inteligencia tiene dos ámbitos, está la práctica, que se utiliza para soluciones rápidas o pensantes, que está presente desde la niñez hasta la adultez, sin perderse a través del tiempo y, la inteligencia abstracta, que empieza a desarrollarse a partir de los doce años de edad, la cual emplea todas las sistematizaciones mentales de los seres humanos.

Percepciones psicológicas de la inteligencia

En la psicología experimental, la inteligencia se encarga del pensamiento y de solucionar los problemas, el comportamiento y los aspectos cognoscitivos, en la psicología diferencial, la razón mide y establece diferencias entre personas, balancea el carácter y elaboración de diagnósticos y pronósticos, y, la psicología genética, donde la inteligencia tiene que ver con el desarrollo humano.

Aparte de dichos aspectos psicológicos, expertos han determinado más tipos de agudeza, aplicándolas a ciertas habilidades o destrezas que puede adquirir un ser humano durante su desarrollo y crecimiento. Formando parte de los procesos rutinarios de cada persona.

¿Cómo funciona la inteligencia?

La inteligencia, es lo que hace que los seres humanos razonen, perciban y codifiquen la información adquirida, para posteriormente generar una reacción específica, voluntaria o involuntaria.

Cuando una persona recibe cualquier información, el cerebro trabaja mediante un esquema prefabricado, que consiste en código, mensaje, emisor, receptor y contexto.

Al momento de que procesa la información con inteligencia, se pueden generar infinidades de respuestas o situaciones provocadas por las personas que participan en la elaboración de la información. Posteriormente, se pueden evaluar los resultados de dicha información, los comportamientos generados y, otras posibles reacciones que se pueden manifestar.

Hay que tener presente que, cada individuo tiene patrones de comportamiento y percepción distintos y, es más complejo determinar similitudes o rasgos de la personalidad en común. Lo que conforma el carácter de las personas, tiene mucho que ver con lo aprendido durante el crecimiento y la madurez.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.